Conoce las principales causas de acné - Dr. Roldán

Principales causas del acné

El acné es una de las enfermedades de piel más comunes, sobre todo entre la población joven o adolescente, generalmente por causas hormonales. Sin embargo, hay otro segmento de la población que no es adolescente y lo sigue padeciendo, conoce más acerca de esta enfermedad.

Hay diferentes causas de acné, y sus grados también difieren entre sí. El problema más importante de este padecimiento, es que genera baja autoestima e inseguridad, pues una de las consecuencias de este padecimiento, son las cicatrices que deja a su paso, siendo éstas la principal preocupación de quienes tienen acné de algún tipo.

¿Qué es el acné?

Podemos definir al acné como una enfermedad que se caracteriza por provocar lesiones en la piel, consecuencia de la inflamación e infección posterior de los poros foliculares, es decir, de los orificios donde nace el pelo o vello.

Se estima que un 80% de los adolescentes sufre de acné, esto debido a una combinación entre hormonas, sebo y las bacterias que habitan en la piel. Y aunque es una gran cantidad de personas las que lo padecen, se calcula que solo el 30% se acercará con un dermatólogo para tratar el problema.

¿Cuáles son las causas del acné?

Hay cuatro factores principales por las que se puede padecer de acné:

  1. Seborrea

La piel genera una sustancia oleosa con el objetivo de lubricar el cabello y piel, sin embargo, si esta producción de sebo es más abundante de la normal, es posible que el exceso de esta sustancia forme escamas que obstruyan el poro folicular generando un “barro”.

  1. Hiperqueratosis

Esta causa genera el engrosamiento de la capa externa de la piel, desprendiendo células muertas que obstruyen el conducto de la glándula sebácea transtornado o interrumpiendo la natural liberación del sebo que lubrica la piel.

Cuando las células muertas y el sebo coinciden en el poro, forman un tapón blando conocido comúnmente como barro o espinilla (blanco o punto negro).

  1. Colonización microbiana

Las bacterias que normalmente viven sobre la piel se acumulan y llegan a colonizar los folículos taponeándolos y causando pápulas, pústulas, nódulos y quistes.

  1. Inflamación

La inflamación es un síntoma de un caso de acné grave, en su última fase de inflamación la pared del folículo estalla, dejando libres ácidos grasos, bacterias y fragmentos celulares que causan a su vez inflamaciones profundas y extendidas en el tejido alrededor a la lesión.

Se ha demostrado que la dieta no es causante del acné, sin embargo sí hay ciertos alimentos que agravan sus síntomas:

  • algunos hidratos de carbono,
  • grandes cantidades de azúcar,
  • harina blanca,
  • consumo excesivo de leche de vaca y productos lácteos, a excepción del queso.

Se recomienda, también, no fumar y no usar maquillaje que obstruya los poros.

Es importante recordar que el acné es una enfermedad de la piel, y aunque a veces es temporal o pasajera, lo recomendable es acudir con un dermatólogo, antes de que el problema se agrave y deje cicatrices irreversibles.

Sólo un especialista en enfermedades de la piel, es el indicado para diagnosticar tu grado de acné y recomendarte el tratamiento adecuado para ti.

Deja un comentario

Post Navigation